27 de julio de 2011

En los Límites de la Realidad (Twilight Zone: The Movie)

Steven Spielberg, declarado amante de la Dimensión Desconocida (menudo bailecito de nombres), llevó a cabo su personal homenaje a esta serie en 1983, creando una película-compilación.

Para ello, algunos de los directores más punteros del momento (y entre ellos él mismo) "actualizaron" varios capítulos clásicos, que en su estreno tuvieron un éxito moderado pero con los años se han convertido en pequeñas obras de culto.










• Bajo la batuta de John Landis se rodó Time Out, la historia sobre un norteamericano racista recalcitrante que vivirá en su propia piel el sufrimiento y la angustia de vivir (o más bien sobrevivir) en tres momentos claves (y muy delicados) de la Historia contemporánea.
Durante el rodaje el actor principal, Vic Morrow (secundario en infinidad de series y padre de la también actriz Jennifer Jason Leigh) falleció en un terrible accidente, lo que provocó que este segmento tuviese un final un tanto irregular y precipitado.





• En el segundo capítulo (conducido por el propio Spielberg) la acción se sitúa en una residencia de la tercera edad, a la que se incorporará un simpático anciano (interpretado por el carismático Scatman Crothers), que propondrá a sus compañeros jugar a Kick the Can, una suerte de escondite en el que se libera a los prisioneros dando un patada a una lata sin ser visto.
A pesar de las reticencias iniciales, los abuelos se prestarán a jugar, aprendiendo una gran lección sobre la Vida y la infancia.





Emotiva e imaginativa, resulta una antonimia entre los recuerdos de la infancia y los últimos años de vida. Es la historia que pone el contrapunto menos terrorífico a las demás, siendo la más emocional (con un guiño a Peter Pan incluído).


It's a Good Life, el tercer episodio (dirigido esta vez por Joe Dante), narra la historia de una joven profesora que al llegar a una ciudad tiene un leve accidente automovilístico en el que atropella a un niño.
Tras destrozar su bicicleta lo llevará a su casa, y para su sorpresa descubrirá que este (a priori) inocente chavalín tiene atemorizados a todos gracias a sus poderes sobrenaturales. El pequeño hace que su familia cumpla siempre sus deseos, so pena de enviarlos a terribles mundos paralelos o de hacer aparecer cual quier clase de horror.






• El último (y más conocido) de los segmentos es Pesadilla en las Alturas, dirigido por George Miller (Hola, estoy en proceso de rescatar a Mad Max y de paso mi carrera, bueno, esa es la idea...).
Cuenta con la impresionante interpretación de John Lithgow, quien durante un vuelo comercial sufrirá un ataque de pánico y locura... al menos a ojos de los tripulantes y el resto de viajeros. Estos harán caso omiso a sus advertencias sobre el supuesto ataque al avión de un extraño ser que se afana en destrozar los motores (sí, todos hemos visto el capítulo homenaje de Los Simpson).






• Como punto fuerte y divertido tenemos el prólogo y el epílogo, con Dan Aykroyd y su manía de dar... sustitos (dirigidos por un John Landis en plena resaca post-Thriller).



Cada historia tiene la peculiaridad de hablar de un terror distinto (el temor a lo desconocido, a la pérdida de la juventud, el temor a la soledad y el miedo a perder la cordura).

Cada uno de los directores dotó a su segmento de su su propio ritmo narrativo.
Cabe mencionar que entre unas y otras historias no haya nexos comunes. Al margen de ese detalle, todas tienen su encanto.




Personalmente, me quedo con Kick the Can y Pesadilla en las Alturas, pero hay que tener en cuenta el despliegue de efectos especiales de It’s a Good Life o el imaginativo argumento de Time Out.



Si no la habéis visto ya, amigos del wasabi, os espera una hora y media de diversión ochentera.



Puntuación: 8 terroríficos wasabis.





Hasta nuestro próximo mensaje, disfrutad del Séptimo Arte.



5 comentarios:

Jose dijo...

Los Simpsons también adaptaron de forma bastante cachonda el fragmento 'It's a good life'. Aunque me quedo con el homenaje de Futurama:

http://youtu.be/zqWeQNbXUlQ

Roswell dijo...

Es verdad, se nos había olvidado...

http://26.media.tumblr.com/tumblr_liqd8su1D31qbvl2io1_500.gif

Está claro que Matt Groening es otro fan de la Twilight Zone.

Javi dijo...

Suena de lo más entretenido. Lo del accidente en el que murió Vic Morrow y dos niños orientales fue una tragedia. A partir de él, al parecer, las medidas de seguridad y los protocolos para rodar con niños menores de edad se incrementaron y endurecieron. John Landis estuvo bastante tocado por el percance. Hay, o había, un video en youtube en el que se veía como caía el helicóptero encima de ellos. Es duro.
Un saludo y buen post, Sidhe. La peli tengo ganas de verla. Seguro que está bastante entretenida. Hasta otra.

Sidhe dijo...

Javi: Cierto, por lo acontecido en la película se extremaron tanto las medidas de seguridad como los horarios de trabajo de los menores en los rodajes.

En cuanto a la película, ya nos dirás que te parece, seguro que te gusta :)

¡¡Saludos!!

Alejandro Torriggino dijo...

Muy lindo blog e interesante. Gracias por pasarte por Reflexiones. Saludos!