20 de julio de 2011

Paul


Dos comiqueros ingleses (en este caso de esa subespecie que igual te taladran en klingon como pierden la chaveta por un ejército de shurmanas disfrazadas de princesa Leia) cruzan "el charco" para asistir a la ComicCon de San Diego (me reservo la opinión de estos primeros cinco minutos) y como guinda a su "viaje de ensueño" deciden darse una vuelta por el Area 51, lugar en el cual encontrarán un inesperado compañero que cambiará sus vidas...

Paul ofrece una sucesión de guiños (previsibles) a multitud de películas ochenteras y gracietas que harán las delicias de cualquier talifan de esa década (no me encuentro en ese selecto club, menos mal) y como parodia tampoco acaba de funcionar (otras películas como Mars Attacks! le dejan por los suelos en todos los sentidos).

Si bien la película resulta algo graciosa, si la comparas con anteriores intervenciones del dúo Pegg/Frost deja bastante que desear y puedeinteresar más por su manida temática que recuerda a una serie de películas o sagas supuestamente míticas (la mayoría me importan un bledo, qué le vamos hacer) .
En cuanto a los topicazos, los gags y los cameos tampoco solucionan la papeleta.

El personaje principal, a estas alturas en el convento, es como un primo lejano de Roger de American Dad (produciendo una sensación de Déja Vù constante) que bien que soporta todo el peso del film, y acaba siendo el más carismático del Trío Calaveras.

Veremos qué tal la trata el respetable; con un guión un poquito más elaborado habría tenido otra cara.



Espero volver con más aires frescos de cartelera.

A cuidarse, wasabitas.

3 comentarios:

Outsider. dijo...

pase buena tarde viendo esta película pero como bien dices deja bastante que desear incluso en el humor.

Un saludo

Sidhe dijo...

Era difícil acercarse a Shaun of the dead...

Hasta pronto!

HateLove dijo...

Paul tenía un potencial increíble, Pegg y Frost haciendo de frikis que asisten a la ComicCon, un extraterrestre gamberro parodiando todo el cine alienígena de los 80 y 90… y al final acaba siendo una comedia muy ligerita que te deja con la sensación de que se ha desaprovechado una gran oportunidad para cerrar una trilogía memorable con Shaun of the dead y Hot Fuzz.

Saludos!!!