8 de septiembre de 2011

El Caso Farewell

Inicios de los años ochenta, en plena Guerra Fría, el régimen comunista sacó sus colmillos, lo que hizo que el coronel del KGB Sergueï Grigoriev se cuestionase provocar un cambio.
Recopiló desde listados de espías hasta datos de extrema confidencialidad por lo que decidió ponerse en contacto con la embajada francesa que de inmediato le envió como mediador a un inexperto ingeniero francés (un improvisado agente doble) que poniendo en riesgo su vida y la de su propia familia logró que la información llegase hasta los presidentes de Francia y Estados Unidos.



La película que llega con dos años de retraso (y basada en hechos reales), tiene entre sus mejores bazas la colaboración del siempre polémico Emir Kusturika, que otorga a su personaje ciertos toques de soñador y apasionado haciendo sombra de principio a fin a Guillaume Canet, que interpreta al maltrecho ingeniero que tuvo en sus manos la documentación que cambió la posición del bloque soviético y que produjo por ejemplo, la caída del muro de Berlín.



Al margen de la reflexión y la moralina final (ambas más que aceptables) la cinta no cae en la exageración ni la extravagancia casposa para recrear los ochenta y traza con acierto y precisión la vida de los dos personajes principales para poder comprender mejor sus decisiones y las consecuencias de sus actos. 
No obstante, la poca explotación de los secundarios (incluido la fugaz pero intensa intervención de Willem Dafoe) es más que reprochable.

Guillaume Canet y Emir Kusturika

El Caso Farewell no contiene ni dosis de acción, ni pistolas ni efectos especiales (ni falta que le hace), y demuestra que con sencillez y con un buen guión se pueden hacer películas redondas y de factura que recuerda al espionaje que se rodaba en los sesenta y setenta.



En breve estaremos de regreso y como podéis sospechar, seguiremos en modo vacacional unos días más.
Abrazos wasaberos.

6 comentarios:

BCNdays dijo...

Me gustó mucho el personaje de Kusturika y la historia es muy buena, la lástima es que quizás le falte un poco de garra a la peli, quiero decir que se queda a medio camino entre el thiller y el drama pero no acaba completar ninguna de las dos facetas. De todas formas es una película muy interesante y tiene grandes aciertos. Que acabes de disfrutar de tus vacaciones!! Un abrazo!

Roy Bean dijo...

Hola, yo vengo a hablar de mi libro, pero con buen rollo.

Resulta que me voy de vacaciones y me borrais de vuestra lista de blogs?
:-))
No me veo... y me ví.

No hemos tenido casi tiempo de conocernos.

Saludos
Roy

Javi dijo...

Si clickeas mostrar todo al final de la lista de blogs igual sales, Roy ;-)
Me he permitido el detalle de contestar yo, Sidhe; espero no te moleste.
Un saludo
Ah, y la peli me la apunto. Si colabora Kusturika puede que merezca la pena, además: es de espías y me suelen gustar las de ese género.

Sidhe dijo...

¡¡Buenas!!

Roy ya te ves por estos lares otra vez, el verano tiene sus despistes jajaja

Javi, por supuesto que no me molesta, todo un detalle por tu parte ;)

Saludos en la recta final de mis vacaciones, volveré con alguna que otra reseña :)

El Cinéfago dijo...

Hola!

Te escribo este comentario para decirte que tienes un premio blogger en mi blog.

Aquí te dejo el enlace:

http://cinefagosanonimos.blogspot.com/2011/09/me-han-concedido-el-premio-bloggero.html

Saludos!

Sidhe dijo...

Aghhhhhhhhhhhhh!! No lo había visto! Mil perdones y muchas gracias!!