10 de octubre de 2011

Attack the Block

En el marco incomparable de Sitges el staff wasabita
(y allegados) hemos podido disfrutar de la presentación de esta pequeña gran película, hecha con poco presupuesto y sin grandes pretensiones, que no obstante ha resultado ser una grata y divertida sorpresa.

Attack the Block nos sitúa en el barrio Londinense de Brixton, donde entre los fuegos artificiales de la noche de un
5 de Noviembre nuestros antihéroes, una banda de kinkis preadolescentes, se han de enfrentar a una inesperada invasión alienígena.





Attack the Block es la primera obra de Joe Cornish, un joven director a quien auguramos un prometedor futuro.

Según sus propias palabras (el guión lo escribió él mismo), la idea de otorgar el protagonismo a una banda de jóvenes maleantes la tuvo al ser atracado en su barrio por unos jovenzuelos más asustados que él. Y es que, aunque la aventura ochentera es predominante, el argumento está impregnado por un cierto tono social (lo justito).
No es difícil empatizar con unos personajes que, pese a su condición de ni-nis, tienen un buen corazón, y todo lo que necesitan es una oportunidad para hacer el bien. La mayoría del reparto no tenía experiencia cinematográfica previa, y hay que decir que bordan sus papeles.


Nuestros héroes de extrarradio

  
A destacar la aparición de Nick Frost, y es que, aunque no podemos hablar de una producción de la Factoría Pegg/Frost, tiene mucho en común con el espíritu al que nos tienen acostumbrados este dúo cinematográfico. Hay aquí mucho humor negro y gamberrismo británico a raudales.


Nick Frost también se apunta a la fiesta


El regusto ochentero  es muy de agradecer, pues aunque esta no sea una película para los más pequeños de la casa (hay alguna que otra escenita gorezuela, avisamos), podríamos estar hablando de unos Goonies del Siglo XXI (salvando las distancias, por supuesto). 
Los efectos especiales, de la vieja escuela, son toda una delicia, y la realización huye del ritmo videoclipero o de la cámara temblorosa que tan irritante y cansina resulta.


"Eres una preciosidad"


La ambientación suburbana está muy conseguida. El apartado musical, compuesto por temas hiphoperos y new rave, es notable, y el edificio de viviendas en que viven los protagonistas, casi un personaje más, nos sumerge en el Londres más macarra.


Finalizamos la reseña recomendándoos a todos Attack the Block, que en breve llegará a las pantallas españolas.
A buen seguro pasaréis un muy buen rato (y quizás algo de miedo) con estos improvisados y carismáticos héroes de barrio.







Puntuación: 7 explosivos wasabis.




7 comentarios:

Roy Bean dijo...

Uy que buena pinta, sabeis si estará flotando por el éter?. Bueno, yo por si acaso la voy a buscar.

Saludos.
Roy

Roswell dijo...

Busque usted, que merece la pena.

...Saludos a tí, Roy.

Roy Bean dijo...

Thanks, I find it!!!


Saludos de nuevo wasaberos!!!
Roy

Y como dice shide; esta ya cayó!!

Outsider. dijo...

Muy buen post, excelente película.

Un saludo roswell

El Cabrero dijo...

A mi me pareció malísima, una tomadura de pelo y con unos FX y un diseño de criaturas realmente cutre. También el detalle, con la que está cayendo en UK, de que casi todos los gamberros y delincuentes del film sean de cierta etnia...en fin.

Red Rose dijo...

Pues yo me lo pasé la mar de bien (y me parecía que la ligera crítica social era más que adecuada) y Joe Cornish en las distancias cortas es majíssimo y encantador (me parece que los wasaberos pueden dar fe de ello)

Petons wasaberos (ya podríais publicar la entrevista y las fotos de Cornish, perracos)

Marta Trivi dijo...

Tengo muchísimas ganas de verla. Para empezar me encanta la ciencia ficción y Nick Frost y, para acabar, siempre está bien ver a nuevos directores.
No me he animado aún porque la cinta cosecha muy malas críticas pero, trás leer una tan buena de gente cinéfila, no pasa de este finde sin verla