22 de diciembre de 2011

Movida en el Roxbury

What is Love? Bastan estas tres palabras para que una de las canciones estrella del eurodisco noventero resuene en la cabeza, que comienza a moverse rítmicamente mientras el resto del cuerpo también pide marcha.

E inspirada por este inolvidable hitazo nació una de las comedias más absurdas y descerebradas de finales de los 90's: A Night at the Roxbury, conocida aquí como Movida en el Roxbury. Una película con una de las bandas sonoras más alucinantes que se hayan escuchado en una sala de cine, capaz de convertir el salón de tu casa en una auténtica pista de baile.

Súbete al coche de los hermanos Butabi, nos espera un recorrido por los clubs más marchosos.
¡Y ponte traje!



Pero antes de empezar la juerga, escucha esto:










Ahora estás preparado para conocer a los hermanos Butabi, Doug y Steve, que cuando no trabajan en la tienda de flores artificiales de su padre se dedican a ir de club en club, aunque su catedral de la fiesta soñada se les resiste: ni más ni menos que el célebre Roxbury, la discoteca más exclusiva y cool de la ciudad.
Todo parece ir en contra de ellos, hasta que una noche su suerte cambia, pero... cuidado con lo que deseas...








Esta Movida en el Roxbury de 1998 no es otra cosa que una de las muchas adaptaciones de sketches extraídos del exitoso Saturday Night Live, cuyos ejemplos más notorios serían Los Caraconos, El Mundo de Wayne o los inefables Blues Brothers (y secuelas).

El sketch en cuestión giraba en torno a los Roxbury Guys, dos hermanos fiesteros (interpretados por Will Ferrel y Chris Kattan) anclados en lo más cutre y hortera de la cultura discotequera de los 90's, a los que se unían invitados de la talla de Tom Hanks, Jack Nicholson, Alec Baldwin o Sylvester Stallone, siempre a ritmo de la pegadiza canción de Haddaway.
Repasemos uno de sus momentos más recordados, con la participación de Jim Carrey:









Así pues, Movida en el Roxbury es una sucesión de gags hilvanados por un argumento muy liviano, pero no creáis que en esta película solo suena What Is Love de fondo... ahora tenemos todo un compendio de himnos del eurodisco noventero, entre los que se encuentran temazos de (pincha para escucharlos) Ace of Base, La Bouche, Faithless, Bamboo, No Mercy o Amber entre otros, que a más de uno retrotraerán a su época adolescente. Sólo por esto ya merece la pena echarle un vistazo.







Otro aspecto notable de la peli es el elenco de secundarios y cameos, con nombres como Molly Shannon, Dan Hedaya, Michael Clarke Duncan, Eva Mendes, o el mismísimo Richard Grieco haciendo de sí mismo en plena decadencia.

Y bien... poco más que contar, pues Movida en el Roxbury es básicamente un sketch alargado, aunque sus 80 minutos de duración la hacen muy ligerita de ver.
Es una peliculita sin mayores pretensiones que arrancarte alguna que otra carcajada en un día tonto sin pensar demasiado. Ideal para esas tardes de resaca que se avecinan.










Por el buen rato que ha proporcionado a vuestros anfitriones, esta peli no merece menos de 5 bailongos wasabis.










Como curiosidad, no me marcho sin antes citar el Fenómeno What is Love, que consiste en crear gifs animados basándose en el momento en que los protagonistas del sketch van en coche. La cosa ha derivado en propuestas a cuál más surrealista, como podéis apreciar visitando este enlace.




3 comentarios:

Marisa dijo...

Es una pelicula que de tan mala termina convirtiendose en un clasico algo asi como un Ed Wood de las discos , imperdible
Te sigo Wasabis !!

David Amorós dijo...

Ja,ja, no soy muy de este tipo de comedias y el cinco no termina de animarme. Que careto Jim Carrey!!! Un abrazo.

Sebastian Cabrera dijo...

Tremenda pelicula, de culto para los que en los 90 eramos adolecentes.
les dejo mi web, www.terecomiendopeliculas.blogspot.com