16 de enero de 2012

Cuando el Viento Sopla

Obra del animador Jimmy Murakami, Cuando el Viento Sopla es una preciosa historia que adaptó de su propia novela Raymond Briggs (un ilustrador y escritor de cuentos británico), creada en stop motion y animación de estilo clásico, que intercala imagen real e imagen de archivo correspondientes a la Segunda Guerra Mundial.
 Como eje vertebral y únicos protagonistas, una pareja de ancianos, de los que veremos un dramático pasaje de sus vidas.

Previendo un inminente ataque nuclear por parte de los rusosJim sigue los consejos y recomendaciones de los folletines que facilita el gobierno inglés a los ciudadanos, hace acopio de provisiones, y junto con Hilda, su agradable esposa, construye un pequeño refugio en su casa, ubicada en un pueblo alejado de urbes y sin apenas habitantes.





La pareja sigue el protocolo recomendado según el gobierno (o eso creen ellos), pero viendo las terribles consecuencias y el previsible desenlace, Jim decide aferrarse a la rutina y proseguir con el día a día con la única intención de que su bondadosa e inocente esposa no sea consciente de la gravedad de los hechos y restarle, en la medida de lo posible, toda la importancia que pueda. Ambos comparten una mentalidad infantil (producto tanto de la vejez como de la ignorancia), que será la que determine y sentencie sus vidas (eso y un patriotismo exacerbado que no les conducirá a ninguna parte).





En Cuando el Viento Sopla, como si de una obra de teatro se tratase, vemos cómo se degradan, cómo enferman y cómo se van apagando las vidas de este adorable matrimonio mientras esperan que su Gobierno tome cartas en el asunto y les preste ayuda. Cada día se convierte en un pulso contra la escasez de recursos.

Como ya comentaba al principio, la animación y de trazo de los personajes tan naïf recuerda a aquellos dibujos clásicos, que bajo la firma de Violeta Denou acabaron siendo el célebre Teo (de hecho, la obra de Raymond Briggs y de las ilustradoras que dibujaban bajo el nombre de Violeta Denou son de períodos similares).







Me ha parecido que varias conversaciones estaban fuera de tono, intentando exagerar demasiado las posturas de los personajes y llegando a cierta demagogia. Otro punto que no me ha gustado es el final, que resulta muy forzado y con demasiadas ínfulas dramáticas que hacen perder atmósfera.







Al margen de estos detallitos, Cuando el Viento Sopla es toda una obra de artesanía y una gran declaración antibelicísta muy recomendable, pero es justo reconocer que su discurso ha quedado algo anticuado, como testimonio de los temores de los primeros años de la década de los ochenta, que es donde reside su valor.







Antes de despedirme, quisiera destacar la banda sonora que elaboró para la película Roger Waters, que tuvo como intérprete del tema principal al Duque Blanco y de la que os ponemos la promo:










Mi nota, sopesando sus puntos a favor y todo aquello que no me convence, es de seis esperanzados wasabis.
Esperemos que después de todo lo que ha ido sucediendo a lo largo de la Historia, seamos capaces de evitar repetir los mismos errores.






17 comentarios:

Joseph B Macgregor dijo...

A mí me impresionó mucho cuando la vi aunque me pareció demasiado sobria. No obstante, es muy buena.

Isabel dijo...

Oooh, a mi me gustaron mucho estos dibujos, tiene un formato infantil que me recuerda a los dibujos de las tres mellizas o los que pintaba De la Cuadra Salcedo (sólo me recuerda un poquito) y el final es muy triste, también le di un 6 en filmaffinity.
Besos.

BCNdays dijo...

Pues yo recuerdo que tambén me impresionaron bastante esos dibujos aunque como comentas recuerdo que tiene alguna irregularidad. El terror nuclear al que tanto se temía en los años de la guerra fría. Un abrazo!

daniel dijo...

Yo desafortunadamente no la he visto. Un amigo la vio hace un par de meses y me la recomendó. Tengo muchas ganas de verla, siendo una pelicula de animacion el tema de los mas interesante. Y la banda sonora, una delicia.

Un abrazo.

Roy Bean dijo...

Yo la he visto hace un montón de tiempo, en realidad ¿De que año es la película)

Saludos
Roy

miquel zueras dijo...

La película es de 1986. Los dibujos tienen un estilo naif bastante efectivo, la vi en versión original y las voces eran de John Mills y Peggy Ashcroft y si no recuerdo mal había un tema cantado por Sting. La película fue un gran fracaso en la taquilla, lástima, supongo que la causa fue su tono deprimente. Saludos. Borgo.

Neovallense dijo...

Hace mucho que la vi, pero guardo un buen recuerdo de esta peli. Habrá que revisionarla para refrescar.

Toupeiro dijo...

Gracias por contestar.

La mecanica del corazón es un libro que me ha gustado

Saludos

Susan lenox dijo...

No la he visto, no soporto los films de animación por buenos que sean igual me pasa con los musicales, me echan para atrás.
besote.

Sidhe dijo...

Me voy un rato al gimnasio y esto parece una discoteca jajaja

Opino lo mismo que Borgo, el tono deprimente (y esa fobia a todo lo que oliera a comunismo ruso) creo que fue lo que provocó que Cuando el Viento Sopla haya caído un poco en el olvido.

Toupeiro un placer leerte por estas tierras :). Con tu sección de libros me has ganado, así que el voto es tuyo.

Susan ahora que no nos leen y antes de que me tiren a los leones...Esta te las puedas ahorrar jajaja


Un abrazo!

alp dijo...

Pues no la conocía...buscaré y ya te comentaré..un saludo desde Murcia...

calamarin dijo...

La vi en pantalla grande cuando se extrenó, es genial, como el tema de Bowie.

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Sí que la he visto, sí... buf, pero hace mucho ya, sí recuerdo que los dibujos eran una maravilla, y el estilo en general de toda la peli, pero el argumento no me caló mucho.

Saludos

Ah! que he visto que también estáis en lo de los premios de 20minutos. Os acabo de votar.

Javier Simpson dijo...

Ni idea de esta peli, pero por los dibujos que salen no me extraña que haya quien diga que resulta deprimente.

WOLFVILLE dijo...

Clasicazo, pero es verdad que algunos momentos no han envejecido bien con el tiempo (que morbosa comparación XD). En cualquier caso recomendable.

Un saludo.

Enrique Hormigos dijo...

Aunque no he visto la película, como amante de la síntesis sintética he de decir que el blog me ha gustado y que podéis añadir mi voto a la hucha de los votos.

Y encima, va y me encuentro con Toupeiro.

¿Qué más se puede pedir?

p.d. Por cierto, me ha encantado la entrada que dedicáis a "Vértigo", la película que estábamos viéndo cuando mi mujer se puso de parto (12:15 a.m.)

Que si romper aguas ya es emocionante, con música de Bernard Herrmann ya ni te cuento...

Saludos.

Sidhe dijo...

Wolfville: El pack Rusia-Bomba más que miedo da risa (como aquel disparatado discurso de una futurible miss, el tiempo convierte al malo al pobre (por norma).

Enrique: Me alegro que seas de los nuestros. Ya está bien de mirarse la barriga con lenguaje rebuscado o escribir sobre algo y quitarle la gracia. Hacer el indio es sano y por lo veo en tu blog lo haces divinamente ;)

Psdt: ¡Ya os imagino: ¿Recuerdas cariño? ¡Cuando Kim se tiraba del campanario por primera vez empecé a romper aguas!¡Qué bonito! Impagable jajaja

¡¡Saludos!!