2 de febrero de 2012

Arrugas

Bajo el sello de la productora gallega Perro Verde Films (que produjo la divertida Gritos en el Pasillo) y de la productora catalana Cromosoma se ha llevado a cabo la adaptación del comic Arrugas de Paco Roca (es aquí donde os confieso que no he leído el cómic, así que no haré comparaciones y me centraré en qué me ha parecido la película), que es la ópera prima del animador Ignacio Ferreras.

Creada en animación en 2D, Arrugas parte de la profunda amistad que se crea entre Emilio y Miguel, dos ancianos que viven en un geriátrico. Mientras el primero acaba de llegar al centro y se convierte en compañero de habitación e inseparable amigo de Miguel, éste es un alegre argentino (algo canalla), que no tiene familia pero sí una gran habilidad para huir del aburrimiento.

Emilio se va adaptando, pero gradualmente empieza a olvidar vivencias, personas y a confundir palabras.



Mientras sus recuerdos se diluyen iremos descubriendo su pasado, sus sueños y la vida tanto de él como de sus compañeros, por lo que seremos testigos de momentos entrañables y divertidos... y de otros más duros que no son fáciles de digerir.




No es tarea fácil abordar este drama sobre la vejez, pero en esencia Arrugas no deja de lanzar cierto mensaje optimista y sereno que dosifica la inevitable tragedia de aquel que padece Alzheimer y de todos los que a su alrededor van viendo las limitaciones y la degradación de alguien a quien quieren.
La mayoría de personajes  son verosímiles y cumplen a la perfección su función catalizadora. Es el caso de Doña Rosario, que aferrada a sus sueños imagina una y otra vez que está en el flamante Orient Express cruzando los Cárpatos para reunirse con su esposo.

Os pongo una escena que me parece de lo mejor de la película:




Otros a destacar son Modesto y Lola, un matrimonio también residente en el geriátrico que se profesa un amor profundo construído durante años. La demencia está ahogando los recuerdos de Modesto, pero el hecho de que se conozcan desde su más tierna infancia hace que aún conserve retazos del pasado y de su atenta mujer...

Y así van transcurriendo los días y sus pequeñas aventuras, que son amenizadas por Machín y la excelente banda sonora de Nani García...




En el otro lado de la balanza, nos encontramos con una animación muy poco elaborada, ya sea por los ajustados recursos o el limitado presupuesto, que se acerca más a una producción audiovisual para televisión que a una película destinada a la gran pantalla.
Otra cosa cosa desfavorable son algunos personajes difusos que no acaban de aportar sentido a la trama (claro ejemplo es La Flaca, una especie de okupa/perroflauta, quien hacinada en una cama y tras una accidente en el geriátrico vive  en la temible Segunda Planta o Carmencita, una anciana que teme ser atacada por extraterrestres y que podría haber sido todo un filón).

El desenlace (que acaba ahí, como podría acabar allá) tampoco pone un punto final digno y redondo al film.






Os dejo el trailer de Arrugas:








Con seis wasabis subidos en un vagón del Orient Express nos despedimos en estos nevados días.







7 comentarios:

Enrique Hormigos dijo...

La semana pasada hice una ilustración dominguera sobre el estreno de esta película y, hablando con el humanoide que escribía el texto, muy amigo del autor del tebeo, me contaba:

-Vaya tela; todavía recuerdo como nos descojonabamos de Paco cuando nos contaba que estaba escribiendo el guión para una historieta sobre enfermos de Alzheimer: "Joder, tío... ¡¡la juerga padre!! ¡Seguro que triunfas!

Y, fíjate, en lo segundo acertamos.

p.d. Me hubiera molado tirarme el rollo diciéndo que también somos amigos, pero sólo me he cruzado con Paco Roca una vez, durante una fiesta, y todavía no tengo claro que mi estado mental después de 27 gintonics no fuese el detonante inspirador de su proyecto.

Imagino que me moriré con la duda pelúda.

daniel dijo...

No vi el video porque quiero ver el film sin saber mucho, ya me han hablado muy bien de ella y parece que deja un agradable sabor de boca como citas en tu post.

Un abrazo.

David Amorós dijo...

Pues yo sí leí el cómic, que os recomiendo mucho porque es sensacional, de verdad. Veré la película en breve, que no creo esté al nivel, pero solo con que haya cogido la esencia del mismo debe merecer la pena. Entiendo que como decís, la animación debe ser algo pobre con lo que estamos acostumbrados a ver en los cines, pero supongo que el presupueso no perdona. Pero bueno, ya opinaré cuando la vea. Un abrazo.

Enrique Hormigos dijo...

Parece que el autor de el tebeo ha quedado bastante contento con el resultado.

Pero claro, a lo mejor se lo preguntaron estando el director delante y, buenoooo... a ver qué va a decir el hombre.

Por cierto, ¿alguien puede explicarme eso de la "animación pobre"?

Porque el otro día ví los títulos de crédito de Saul Bass para "El mundo está loco, loco, loco", y sí que es verdad que el trazo no tiene la apelotante turgencia a la que nos ha (mal)acostumbrado pixar y a lo mejor el movimiento resulta un poco atrompiconado, pero están de la hostia.

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Pues ya me hubiera gustado, ya, pero, como era previsible, dado el calibre y perfil del proyecto,no he podido verla porque no se ha estrenado en mi ciudad. Y tiene una pinta la mar de apetecible. Por otro lado, tampoco tengo nada claro, Sidhe, que se trate de una animación 'pobre', por cuestiones presupuestarias básicamente, sino más bien de una apuesta estética concreta (que a mí, por ejemplo, me gusta...). A ver si tengo ocasión más adelante...

Un fuerte abrazo y buen fin de semana.

raúl fdz pacheco dijo...

bueno, no compraré una entrada para verla, pero sí que me apetece un visionado, más adelante. parece un trabajo digno, interesante.

Sidhe dijo...

Hola, hola, hemos sobrevivido a las inclemencias y arranca la semana!

Enrique/Manuel: Lo de animación pobre supongo que es el término que les ha dado por decir en los tiempos que corren. En mi caso dije (digo y diré) que la animación es muy poco elaborada. Es decir, los dibujos y el fondo no acaban de estar muy trabajados, las escenas con agua no tiene diferencias respecto al resto...y no se trata de que haya una sobredosis de efectos especiales, es seguir la línea estética de la peli (no me gusta ser plasta, ahí lo dejo). Y como ya os comenté, sin haber leído el cómic, la historia está muy bien.

Raúl: Yo habría hecho lo mismo que tú ;)

¡Un saludo chicos!