30 de julio de 2012

The Guard (El Irlandés)

Zafio, racista, rechoncho y putero. Así es y así se presenta Gerry Boyle, un sargento de Galway, apacible ciudad del bonito condado que recibe el mismo nombre en la que la tranquilidad reinante acaba en cuanto unos traficantes irrumpen en la zona con la idea de dar un gran golpe.

Mientras los traficantes sobornan a la mayoría de polícias, Gerry tras varios incidentes con el cuerpo de polícia (así como varios intentos de soborno) decide unir fuerzas con un agente de la FBI recién llegado de Estados Unidos y que verá que sus métodos y su protocolo son tomados como se suele decir por el pito del sereno.

Aunque como en cualquier relación, dos personas tan distintas necesitarán su tiempo para llevarse bien (teniendo en cuenta como es Gerry  y su personal forma de vivir) y que el agente Wendell -interpretado por Don Cheadle- es todo un ejemplo de integridad y justicia.



En El Irlandés primera película de John Michael McDonagh, es evidente que predomina el humor grueso y ciertas escenas con aires de western que también recuerdan a Tarantino pero lo que sobresale  son los diálogos y el casposo protagonista interpretado por Brendan Gleeson (me recuerda tanto a Benny Hill...) profesor que a los 34 años decidió dar el salto a la interpretación y ahí sigue con una dilatada y sólida carrera labrada entre secundarios reconocibles y papeles de irlandeses conflictivos.


Impartiendo justicia


Se podría cuestionar la falta de pretensiones de la cinta pero ello es compensado con creces con divertidas escenas y con secundarios que bien parecen sacados del universo de Napoleon Dynamite (en ese muestreo de fauna de la Irlanda profunda por citar varios ejemplos encontramos al paleto de la IRA, el crío aspergeriano con afición a las armas y al muchacho semi dark y semi mongolo con fijación a la fotografía macabra). Como guinda de pastel la sureña banda sonora firmada por Calexico (muy acertado alejarse de ritmos celtas y canturreos varios, un buen ejercicio para desmarcarse de tópicos).


Los planes se trazan mejor a la tercera pinta


Incorreción, doble moral y acertados instantes ácidos en una zona que tiene que asimilar los cambios actuales y conciliar sus costumbres. En este lado del charco nos gustó bastante y le damos por nota siete borrachuzos wasabis. Y NO nos recuerda al pesado de Torrente ni se puede comparar con Hot Fuzz.




Como no despierte Guy Ritchie John Michael McDonagh le robará el trono. Tiempo al tiempo, os dejamos con el trailer, queridos wasabitas.







9 comentarios:

abril en paris dijo...

Pues yo diria que decidir decidir colaborar con el agente del FBI no, más bien se ve "obligado" y tambien creo que toda esa jerga racista y demás es parte de una guasa con la que pretende burlarse del americano.
Una pelicula bastante recomendable, creo yo.
A mi me ha gustado.

Saludos

Sidhe dijo...

"Obligado" estaba a dejarse extorsionar por los traficantes como el resto de maderos...De hecho lo quitan del caso a la primera de cambio...

A nosotros también (por eso le hemos puesto siete punticos ^__^)

Saludos Abril!

daniel dijo...

Ah pues qué pinta mas interesante. Ya había oído del film pero nunca me habia convencido de hacerle caso, parece que vale la pena, con lo dificil que eres que una película te convenza del todo, un 7 suena prometedor jeje.

Un abrazo.

calamarin dijo...

Quizas sean imaginaciones mías, pero creo que hay ciertas coincidencias con la genial "En el calor de la noche" (1967)

La gata con gafas dijo...

Segunda vez que nos ocurre que al venir del cine nos encontramos con vuestra crítica. Coincido mucho con vosotros, una película muy agradable y fresquita de ver. Con el calor que hace esta bien ver tanto verdor. Yo tambien he salido con la impresión de que era un western (de hecho transcurre en las costa oeste irlandesa...), y me ha recordado mucho a "Solo antes el peligro", salvando las distancias, claro.
Un saludo

1 tonto con 1 lápiz. dijo...

Pues creo que yo voy a verla por los actores, mira tu por donde.

Porque recuerdo a Brendan Gleeson de una pinícula de John Boorman que quizá recuerden los más ancianos del poblado llamada The General en la que hacía de delincuente irlandés especializado en putear a las fuerzas de orden público mientras se montaba un menás a truá con su mujer y su hermana que era la hostia.

Y porque, cómo no volver a Don Cheadle, el único negro al que le molaba el country en aquellas Boogie Nights...






Y porque, cómo no volver a Don Cheadle, el único negro al que le

1 tonto con 1 lápiz. dijo...

Vaya.
Que cagada final tan sorpresiva.

Para un comentario sin faltas de ortografía que escribo.

Con razón me han recomendado no acercarme al internés.

Lorena bebop dijo...

¡Vaya no había leído nada sobre esta peli! aunque la vi en el cine...pfff mala no, lo siguiente.
Aunque refleja bien lo que se ve por Irlanda...me refiero a la gentucilla,porque lo que es la garda... Nuestro Torrente imparte más justicia.

Un saludo

Archival ista dijo...

La primera impresión que me ha dado es que era un torrente a lo irlandés, pero me fió de vosotros cuando comentáis que no lo es. Ademas los dos actores me encantan y no me han defraudado todavía, espero no sea esta vez la primera vez.
Blogsaludos.