20 de septiembre de 2011

El Invisible Harvey

Cada día Elwood, un agradable treintañero que vive con su hermana mayor Veta  Louise y la hija de esta en una lujosa mansión, sale de su hogar portando dos sombreros (uno de ellos con cortes paralelos en los laterales) y dos chaquetas rumbo a su reservado en Charlie's, su bar favorito para pasar la tarde tomando Martinis.
Allí, además de relacionarse con todo aquel que entre a tomar unas copas, comparte conversación con su mejor amigo, Harvey, un conejo de dos metros que sólo puede (teóricamente) ver él lo que provoca divertidos enredos y tensiones constantes.









Veta Louise, preocupada por el futuro de su hija y después del susto que provocó de forma involuntaria  Elwood en un evento social con supuestos fines  matrimoniales para su primogénita, decide ingresarlo en un centro psiquiátrico, aunque  tras varios malentendidos puede que el que parezca más chiflado sea la persona más cuerda. Y justo esa idea será la cuestión constante: ¿Es más cuerdo aquel que vive bajo los estándares sociales y éticos impuestos (dominado por la frustración y la presión) o aquel que vive bajo su propia tutela siendo uno mismo?.

Veta Louise y su hija tramando un plan

Si bien el humor es inocente y de blancura impoluta, tiene momentos con diálogos de fina ácidez y fantásticas interpretaciones por parte de todos. James Stewart plasma a la perfección su benevolencia y el punto exacto de locura para que nos embargue la ternura aún siendo un borrachín (pero de buen fondo) que a pesar de todo conserva -por elección propia- una envidiable inocencia y muchíssima bondad.
-
Elwood y Harvey
Basada en la famosa obra teatral made in Broadway y con el mismo nombre, El Invisible Harvey es una gran comedia y poco importa si Harvey es real  (un Pooka celta ni más ni menos) o  una invención de Elwood, allá por donde pasan  (fijaos en el médico y la recepcionista) los cambios para bien se suceden y la reflexión sobre la mente humana es de lo más acertada.

El equipo del hospital
Como dato curioso, decir que este fue el papel favorito del propio Stewart y que es una confesa fuente de inspiración de Richard Kelly para hacer la gran Donnie Darko y puede que en ella veáis escenas que os recuerden a Frank el Conejo.

Cartel promocional

Os dejo por hoy wasabitas, creo que me esperan en el Charlie's ;)

11 comentarios:

Roy Bean dijo...

Aunque no tengo demasiado visto el cine de Koster, El invisible Harvey es mi preferida. Stewart obtuvo con este papel uno de sus mayores logros personales. Otra película "copiada" en varios ocasiones, donde alguien ve algo que los demás no pueden ver, en este caso el simpático conejo de tamaño XL. Deliciosa y con pasajes muy divertidos.

Saludos
Roy

Javi dijo...

Yo también me quedo con esa bondad de James Stewart. Este hombre siempre emocionándonos. La vi hace mucho; el recuerdo que tengo de ella es que es una peli deliciosa, con un toque muy humano.

A Donnie Darko le tengo una ganas de cuidado. Ya me la recomendaron en algunos blogs por ahí. Creo que el de Raül Calvo fue uno de ellos.

Un abrazo, Sidhe. Buena entrada.

TSI-NA-PAH dijo...

Como me gusto esa pelicula y es que no habia otro como James Stewart para transmitir emociones como esas!
Un saludo

TSI-NA-PAH dijo...

Por cierto,cojonudo nombre el de tu blog!

deWitt dijo...

He leido en varias ocasisiones cosas sobre esta película, pero ¡sniff! ¡sniff! no la he visto todavía.

Tengo que zanjarlo ya!

Sidhe dijo...

Roy Bean, Javi y deWitt: Queridos todos: ANDA que os fijáis en mi ANTERIOR entrada v_V jajajaj ;)


TSI-NA-PAH: Te doy la toda razón, otro actor hubiera dado a este personaje un punto más macarra o más oscuro. Me alegro de que te guste el nombre (espero que alguna entrada también). Saludos y bienvenido por estas tierras!

Fernando R. Genovés dijo...

James Stewart es tan buen actor y tan completo, que creo que hasta quedaría bien interpretando al mismo conejo.

Salucines

Javi dijo...

Fernando, pero el conejo sale poco ;-P

Roy Bean dijo...

Gracias Shide, no se donde voy a meter tantos premios, voy a tener que ponerle un pisito a mis premios.
En primer lugar, muy agradecido, es más enormemente agradecido, pero esto de los premios blogueros no me hacen demasiada gracia, aunque entiendo que sea para entrar en un circulo de conocimiento y expansión de otros blogs, y así darse a conocer.
Bueno, darme unos dias, que estoy muy vago y prepararé algo.

Saludos
Roy

David C. dijo...

un día mi tía, que en paz descanse, la fui a visitar y ella miraba en la tele la película. me sente, vi un par de minutos, la peli genial. Lo malo es que tenía que irme rápido. Ahora que la haz contado tengo que verla pronto. Saludos.

Sidhe dijo...

¡Hola David!
Pues ya sabes, hazte un hueco para verla, dudo mucho que te defraude.

Saludos!!