13 de octubre de 2011

Catfish

Retrocedamos en el tiempo: Sitges 2010....

Como es de todos sabido, Facebook es la herramienta de comunicación en la red de redes con más uso a nivel mundial. Lo que significa que el espectro de usos puede ir desde charlar con tus amigos a actividades más sórdidas por parte de simples contactos y es parcialmente de esta idea, de la que se nutre la ópera prima de Henry Joost y Ariel Schulman.
Catfish, alabada como una gran obra por unos, menospreciada por otros, cabe reconocer que indiferente en menor o mayor grado no deja, ya sea por la historieta o por la evolución del argumento.
 


La cinta, grabada a modo de pseudocumental, nos presenta a Nev, un joven fotógrafo que entabla amistad con una niña que le pide permiso para tomar como inspiración una de sus fotografías y pintar un cuadro de ella. Al ver el resultado, entablan una amistad vía Facebook a la par que él irá agregando entre sus contactos a los padres y a Megan, la preciosa hermana mayor de ella, de la que después de flirteros y conversaciones varias se acabará enamorando. Tras varias mentiras de Megan, los dos directores convencen a Nev para ir juntos a la casa de la familia...

Y lo que por Facebook parece maravilloso dista de serlo en la vida real.


Camino de descubrir la verdad


Sin querer spoilear demasiado, Catfish fue presentada como un documental con aires de thriller, pero es más bien ficción con una ligera reflexión sobre el alma humana.

Es comprensible la actitud de cierto personaje principal, que toma una serie de decisiones equivocadas, aunque por otro lado no justificables (insisto en no extenderme para no chafar el pastel).

Si os decidís a verla, encontraréis una película diferente por su argumento, pero que por su presupuesto ajustado acaba siendo bastante limitada en su conjunto.





Puntuación: 6 wasabis digitales.




Saludos en diferido. :)


7 comentarios:

Roy Bean dijo...

Hola, yo tengo un post en "ganarse un acre" de hace meses en el que, creo, nadie contestó, porque nadie la debió haber visto, pero a mi me pareció un "experimento" muy interesante, tanto si es o no es verdad. Creo que en la frase que el marido les cuenta a los chicos al final, sobre el pez gato, que metian para que los otros se mantuviesen vivos es bastante elocuente. Hay que verla, porque utiliza por primera vez todas las herramientas a las que estamos acostumbrados desde el facebook, a otro tipo de redes, youtube... vamos el pan nuestro de cada dia.
Yo es una peli que recomiendo,
no se a quién... pero la recomiendo.

Un saludo
Roy

Sidhe dijo...

Acabo de volver de un curso de asertividad y en él hablábamos de Víctimas y Protagonistas (que viene a ser un poco el tema central de la película). En mi caso ha sido bastante útil por razones obvias y como tú no sabría muy bien a quien recomendarlo.

Spoilers, CUIDADO:

El final, cuando la mujer asume sus culpas, sus frustraciones y sus errores (que lo fácil es culpar es a lo demás y a según que edades ya no se debería rondar un patio escolar y madurar aunque sea a marchas forzadas)es para mi, lo mejor de la película.

Es duro cuando reconoce y valora como ha ido su vida (aunque el lado positivo es como logra cambiar ciertos aspectos de la misma). Yo en su piel no sé si sería capaz de asumir ciertas responsabilidades (ya me entiendes Roy)


Saludos Roy!

Psdt:Ya me pasaré a leer tu reseña, más vale tarde que nunca :P

deWitt dijo...

Yo confieso: a mí esta peli-docu-experimento me causó un shock. Cuando terminó me quedé noqueado y reconozco que en algún momento hasta pasé miedo (SPOILER: cuando van por la noche a la casa de Megan y se acercan a ver si está.

Me pareció un experimento de gran calidad, valiente, que hace reflexionar sobre este mundo en el que vivimos y cómo las redes sociales pueden ser una vía de escape para muchas personas. No puedes culpabilizar a a "la madre de Megan" conociendo su vida...de hecho creo que al final el propio Schulman consigue perdonarla sinceramente.

No sé si es verdad o mentira, pero el efecto deseado lo consigue. Yo la recomendé mucho y lo sigo haciendo gracias al compañero Alforte que fue el que la descrubió.

Saludos llenos de envidia para Sitges!! jejeje!

BCNdays dijo...

La idea es muy buena y lo de si es reaidad o no es lo de menos. Los momentos de tensión conforme se acercan a la granja o la confesión final son geniales. Una gran crítica a las redes sociales, me uno a la recomendación! Un abrazo!

Roy Bean dijo...

Joder, os quiero, sois los primeros a los que leo hablar no ya algo, si no bien, de Catfish.

Snif.. me habies hecho llorar.

Y claro que te entiendo Sidhe, eso es lo mejor con diferencia.Pasate a leer mi reseña, porfa.

Saludos.
Roy Emocionado

David Amorós dijo...

Pues yo me uno al grupo de seguidores de CAt Fish, que me parece una película espléndida y brutal y un tratado sobre la soledad y los tiempos que vivimos demoledor. Un abrazo.

Sidhe dijo...

Me alegro de que seas el grupo Catfishero, David.

¿Os acordáis de la escena en la que Angela pintaba a Nev mientras conversaban? A mi me produjo una mezcla de sensaciones. Conocer a un desconocido. Que un desconocido sea conocido. Qué al final parezca que nada tiene sentido o que al final tenga más sentido del que parece.
Y al final del túnel Angela, y toda la carga que lleva a sus espaldas y Nev que vivió en la Inopia (bueno, ella más si cabe) hasta que sus ojos le mostraron el mundo real. El otro lado de las tecnologías (y de los sentimientos). No tengo muy claro (como la primera vez que la vi) a quien recomendarla. Pero es MUY recomendable.

Saludos.