10 de noviembre de 2011

Ella, Él y Asta

Retomamos las peripecias del matrimonio más divertido y detectivesco que conocemos en la Mansión del Wasabi.

Esta vez Nick y Nora Charles se encuentran pasando el fin de año en su casa de Los Angeles cuando son invitados por la hosca tía de Nora.
Como no podía ser de otra manera, la agradable señora tiene un propósito: Que averigüen donde está el desparecido marido-parásito de su hija, del cual no se tienen noticias desde hace tres días.

A partir de ese momento inician la investigación, cuyo punto de partida es una conocida sala de bailes que tiene unos dueños un tanto... mafiosos y una cantante principal algo enigmática.




Ella, Él y Asta (After the Thin Man, 1936) es una película igual o más divertida que su predecesora (La Cena de los Acusados), y no puedes parar de reír por las situaciones producidas por los roces familiares con Nick o algún comentario tipo: Pensaba que te habías retirado ahora que te has casado con un tonel de pasta.






Otra cosa que nos ha gustado (aunque puede que no tenga demasiado sentido) ha sido el doblaje (en la versión en castellano las voces pertenecen a los personajes de Futurama y Padre de Familia, así que las carcajadas al escuchar según que frases están aseguradas).

William Powell y Myrna Loy, maravillosos y con tanta química como siempre.
En cuanto a los secundarios, destaca un jovenzuelo James Stewart  en el papel del resignado enamorado de la prima de Nora, que eclipsa cada vez que aparece y en el que ya se intuía el gran actorazo que iba a ser.






De las dos que hemos visto, esta me parece mejor elaborada en cuanto a guión a se refiere.
Ya no se juega tanto con el alcohol y el humor (con algún que otro toque... marxista) se centra más en el cáracter y las debilidades de los personajes llegando a la caricatura. Los diálogos son, si cabe, más ácidos y desternillantes. Me encanta la sintonía de ambos (y Asta ya es un perrito con responsabilidades... ¡es papá!).






A modo de anécdota, comentar que William Powell en 1936 (el año de ese rodaje) participó en un total de cuatro películas, todas ellas nominadas en diversas categorías para los oscars (aunque con ninguna se llevó el gato al agua).






La que os escribe, antes de despedirse, le pone como nota siete disparados wasabis y no puedo hacer otra cosa que no sea recomendárosla.




7 comentarios:

GOLONSEGUS dijo...

Según la describes...pues hay que verla!, como está el tiempo... tarde de sabado, calentitos en casa, palomitas, pasando un rato divertido. No está mal el plán!

daniel dijo...

Interesante eso de que el doblaje haya ayudado para que el film se disfrute más, generalmente lo que menos me gusta es toparme con un pésimo doblaje, que de hecho los hay y muchos. Yo habia oido del film, pero ahora le presto mayor importancia.
Saludos.

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Pues ya la he metido en el horno. Ultimamente estoy viendo mas peliculas viejas que actuales y sabes que?...¡Me encantan!

WOLFVILLE dijo...

Llevo tiempo queriendo hacerme con el pack completo de las aventuras cinemáticas de este duo que imaginó Dashiel Hammett en una de sus juergas alcohólicas, pero el problema -como siempre- es querer abarcar muchas cosas.

Pensaba que las secuelas de la original "Thin Man" serían más desechables que otra cosa, pero si dices que se disfrutan les daremos un tiento.

Manderly dijo...

Coincido contigo en que es muy divertida. Eso sí, hay que tener en cuenta los años en que se realizó. Creo que Powell y Loy tienen mucha química y eso hace que sea una buena comedia.
No he visto 'La cena de los acusados' todavía.
Un saludo.

Sidhe dijo...

Golonsegus: ¡Y verás lo que te ries! Vaya pareja jajaj

daniel: Si te gusta este tipo de cine dudo mucho que te defraude, ya me contarás.

Estoy contigo Lorenzo, además cuesta igualar el encanto de las películas de los años dorados...

Wolfville yo las tengo en búsqueda y captura (¡¡quiero el pack completo!!)
Hoy veré la tercera, veremos si siguen con el humor y las gracietas.


Saludos a todas :)

Sidhe dijo...

Manderly: Pues la Cena de los acusados es un pelín más exagerada, pero sigue la tónica que su predecesora, así que totalmente recomendable para desconectar un rato y pasarlo bien. Un saludo!