3 de junio de 2011

Una Mujer, una Pistola y una Tienda de Fideos Chinos

¿Queréis ver una película hilarante? ¿Tragicomedia? ¿Humor negro? ¿Thriller-western?
Pues todo ello lo tenéis en esta película, aderezado de color y una enorme imaginación para reconstruir (con firma asiática) el universo de Sangre Fácil de los Hermanos Coen (clásico donde los haya).

El atrevido (y respetable) Zhang Yimou hace un confeso homenaje de tintes exagerados y grotescos de principio a fin, apreciable en la saturación de la fotografía y el color, en la excentricidad de los personajes (absolutamente todos tendrán momentos desternillantes, al menos para el público), la artificiosidad del vestuario... Pero el conjunto es sorprendente, con el ritmo propio de un thriller (yo pensé antes de verla que pecaría de lentitud; yerré, queridos habitantes de este lado del universo) y un humor negro totalmente absurdo.

Por cierto, hay varias escenas coreografiadas (como por ejemplo la del comerciante Persa, al inicio) que te dejan de pasta de boniato. Aplauso pues, para el señor Yimou por su originalidad a la hora de mezclar artes marciales con cine negro.

Fans acérrimos de los Coen, no tengo nada que deciros en absoluto.
¿Os gustará? ¿No os gustará? Ni lo sé ni me importa.

Al resto, procuren vivir sus vidas con armonía, me leen (y/o me odian) en el próximo post.


2 comentarios:

David C. dijo...

hay películas que provocan verse como esta.

Javier Ramírez. dijo...

Que buena peli amigo, estas son del estilo que me gustan.

Te recomiendo estas ;

Las Valadas de narayama

Ebrio de mujeres y pintura

La espada del samurai