10 de enero de 2012

El Demonio (Oni)




No me canso de admirar la obra de Kihachiro Kawamoto.
Este director japonés, nacido en 1925 y fallecido a la edad de 85 años en 2010 (curiosamente el día anterior a que nos dejase el no menos genial Satoshi Kon) dedicó toda su carrera a la técnica del stop - motion, trabajando con un mimo y un nivel de preciosismo que asusta.


En las creaciones de Kawamoto se puede apreciar la más que notable influencia del Kabuki, el Noh, y especialmente del Bunraku, el teatro de marionetas tradiconal japonés. Y es que es verdaderamente sorprendente cómo este maestro de la animación es capaz de conseguir que sus personajes transmitan tanto, habida cuenta de que se trata de figuras de rostro inmutable (los movimientos de las cabezas y la luz son fundamentales en este vetusto arte).








Tomáos unos pocos minutos para apreciar Oni (El Demonio), esta joya  rodada en 1972.
Pura poesía que hará las delicias de los amantes de la animación, y en especial de los aficionados a la cultura tradicional japonesa.




El Demonio de Kihachiro Kawamoto no merece menos de 10 legendarios wasabis.







8 comentarios:

raúl fdz pacheco dijo...

artesanía pura. fantástico.

Lorenzo Miró Hernández dijo...

No conocía este tipo. Es fantástico como dices lo que hacen con unas marionetas inexpresivas. Aunque supongo que la "banda" sonora ayuda algo.

Saludos!!

Roswell dijo...

Me encanta el stop motion, Raúl. Un trabajo de artesanía morrocotudo, sí señor.

Alucinante lo que se consigue con unas marionetas hieráticas. Me fascina el bunraku, Lorenzo. Y la banda sonora... con lo que a mí me gusta el shamisen... una delicia el trabajo de este hombre.

Es una lástima el no haber podido incluir un vídeo con los subtítulos en castellano (no obstante, el inglés utilizado es facilito). Podéis encontrar más obras de Kawamoto en los... medios que ya sabéis (aunque a mí no me fue precisamente fácil).

Seguiremos hablando de este genio.
Gracias por comentar, y sobre todo, por leernos.

David Amorós dijo...

Pues a mi también me gusta el señor kawamoto. HAce algún tiempo pude ver varios cortos espléndidos, entre ellos el que has puesto y un largo del que no ecuerdo ahora mismo el nombre, algo denso y complicado, pero también hermoso. Recuerdo su desaparición junto con la de Kon. Fueron un par de días desoladores. Un abrazo.

Cristián dijo...

Excelente, me encanto. Ojala sigan publicando de estos cortos =)

Saludos a Sidhe de Logan ;)

miquel zueras dijo...

Impresionante. Ya había visto la producción de Kawamoto por un especial que le dedicaron en la 2 hace bastantes años. Recuerda a la antigua escuela de títeres japoneses. Saludos. Borgo.

Popfilaxis dijo...

Yo tampoco lo conocía y me ha sorprendido bastante.

Gran blog cinéfilo.

Un abrazo muy fuerte

ANRAFERA dijo...

No conozco esta película, si bien por tu información y los comentarios es para tenerla en cuenta, así que tomo nota de ella.
Un cordial saludo.
Ramón